Comparar listados

4 cosas que no deben faltar en un buen despacho

4 cosas que no deben faltar en un buen despacho

De todas las habitaciones de la casa, la que tiene que estar mejor estudiada es el despacho, ya que es una habitación que tiene que estar creada con un propósito muy concreto: ser productivos en la tarea que nos ocupe, durante el tiempo que pasamos en esa habitación.

Para tener un buen despacho será por tanto indispensable que tengamos en cuenta factores como la luz o la distribución, y a la vez tengamos en cuenta qué tipo de objetos deben de integrar esta estancia. Vamos a enumerarlas:

1 – Elige un “tema”

Un despacho es una habitación que ha de resultar agradable para el uso de quien la ocupa. Si hacemos un despacho demasiado anodino, con una mesa blanca, el ordenador y una silla, puede que no nos resulte muy agradable estar allí. Normalmente los despachos se dotan de un color que le guste al propietario y se complementa con algún material que nos guste y dé calidez, como la madera.

Por ejemplo si nos gusta la naturaleza y los pájaros y vamos a dedicar nuestro despacho a leer sobre ese tema, incorporar tonos verdes, una zona de madera en la pared y algunas láminas de pájaros puede dotarnos de una experiencia más inmersiva.

2 – Una buena posición de la mesa

Colocar la mesa en un despacho no es un asunto que tomar a la ligera. Puede que queramos ser más prácticos y coloquemos la mesa en el lateral de la habitación o puede que queramos emular la sensación de un despacho profesional y coloquemos la mesa en el centro de la habitación, dejando la ventana a un lado o a nuestra espalda, y tengamos de frente la puerta.

3 – Suficientes tomas eléctricas.

No exageramos si decimos que si vas a acometer una reforma en una habitación y poner nuevos enchufes, pongas al menos unos seis o siete, porque puedes necesitarlos para diferentes equipos: ordenador, pantalla, impresora, cargador del móvil, etc.

4 – Silla de trabajo

Para trabajar en un despacho no te vale cualquier silla, ni siquiera una silla de las llamadas “de visitante”. Hazte con una silla de trabajo y mira muy bien la intensidad de uso para el que está diseñada. Normalmente cualquier silla de poca frecuencia de uso te valdrá si no vas a pasar más de una hora en ella sentada al día. Quizás en este caso lo más recomendable sea una silla de respaldo alto, abatible, y con asiento regulable en altura.

 торговля временем на опционахmelannettпродвижения сайта

img

admin

Artículos Relacionados

Selecciona la ventana que mejor combina con tu estancia

Cuando nos decidimos a adquirir un inmueble, ya sea de nueva construcción o de segunda mano,...

sigue leyendo
por admin

Revoluciona la decoración de tu hogar con tu animal favorito

El dejarse llevar por una misma moda decorativa, seguramente, sea uno de los errores más comunes...

sigue leyendo
por admin

Razones por las que invertir, o no, en una plaza de garaje

Aunque aún existe miedo a la hora invertir, cada vez son más personas las que se deciden a usar...

sigue leyendo
por admin

Únete a la discusión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
1
Hola
¿En que podemos ayudarte?
Powered by