Comparar listados

Estos son los 9 errores de alquiler que debes evitar

Estos son los 9 errores de alquiler que debes evitar

Cuando alquilas una vivienda, es fácil fallar en algunas cosas. Estos errores de alquiler pueden resultar desde irritantes, hasta sumamente costosos. Pero como sucede con todo, un poco de preparación e investigación pueden ser de gran ayuda para evitar las cosas malas.

Si bien el alquiler puede eliminar muchos de los dolores de cabeza y las molestias de ser propietario de una vivienda, debes entender que te estás comprometiendo y firmando un contrato legal.

Es por este motivo que resulta de suma importancia que realices una correcta diligencia en este sentido, y tomes decisiones acertadas en todo momento.

9 errores de alquiler que no debes cometer

Para ayudarte, a continuación te mostraremos los errores de alquiler más comunes que cometen los inquilinos de apartamentos, junto con sugerencias sobre cómo evitarlos.

1. No leer el contrato de arrendamiento con atención

Como cualquier transacción financiera, los detalles son de suma importancia. En este caso, tu contrato de arrendamiento incluirá mucha información importante o ciertos datos que afectarán el costo total del alquiler.

No leer el contrato de arrendamiento con atención

Especificaciones de importancia

El contrato de arrendamiento especificará si tienes que pagar tus propias facturas de luz, gas y agua. Podría haber también un cargo adicional por el estacionamiento. Adicionalmente, en él se incluyen reglas importantes con respecto a las mascotas, incluso si están permitidas o no.

Por supuesto, es vital observar con detenimiento cual será la fecha de inicio y finalización del contrato de arrendamiento.

2. Pasar por alto el seguro de inquilino o de alquiler

Tu arrendador tendrá un seguro para la propiedad, pero eso no cubrirá tus posesiones. Necesitas comprar tu propia póliza de seguro para inquilinos para proteger verdaderamente tus pertenencias.

Esto es necesario, independientemente de cómo se incurra en la pérdida, ya sea por medio de incendios, inundaciones, tuberías de agua rotas, alcantarillado o robo. Afortunadamente, el seguro de inquilino o de alquiler es relativamente económico.

3. Ignorar el vecindario

Es posible que tengas prisa por conseguir un piso o casa, pero no debes tener tanta como para pasar por alto los alrededores fuera de la vivienda. Querrás saber si es un lugar bueno y seguro para vivir.

Visítalo en determinadas horas

Acércate al sitio en diferentes momentos del día para asegurarte de que las tardes tranquilas den paso a noches agradables, sin peligros mayores o cosas indeseadas.

4. Alquilar el apartamento sin haberlo visto antes

Si bien muchas personas alquilan apartamentos sin verlos, debes intentar ver la propiedad en persona. Las fotos de viviendas a menudo pueden ser difíciles de medir visualmente, lo que puede dejarte decepcionado cuando te mudes a la vivienda.

Una verificación de primera mano también te permitirá saber algunas cosas básicas (pero importantes), como por ejemplo, si la vivienda huele bien.

Puedes evitar estafas

Lo más importante es que te ayuda a evitar estafas en línea comunes, en las que se roban fotos del sitio web del propietario.

El estafador luego usa estas imágenes para hacerse pasar por un agente de alquiler y cobrarte un pago inicial, junto con el primer mes de alquiler. Es mucho más difícil llevar a cabo una estafa de este tipo si solicitas ver la vivienda en persona.

5. No asegurarte de que la ubicación sea adecuada para ti

Obtener un alquiler que tenga todo lo que necesitas es una tarea complicada, pero también es importante saber que la ubicación es algo que se debe analizar muy bien, obligatoriamente.

Esto significa que debes verificar qué tan fácil es llegar a los lugares donde necesitas estar con frecuencia, como el supermercado, la guardería, la escuela y el trabajo. También es bueno verificar las rutas en diferentes momentos del día, debido a los cambios en los patrones de tráfico.

6. No informar al propietario de los problemas de mantenimiento

Como inquilino, es tu responsabilidad informar de inmediato las cosas que deben solucionarse en tu vivienda. Incluso los pequeños problemas con los electrodomésticos, la plomería y otras áreas podrían provocar un daño mayor del que serías responsable si las situaciones se dejan desatendidas.

7. No preocuparte por los detalles

Algunas cosas parecen demasiado simples, en retrospectiva. Muchos inquilinos han tenido la experiencia de firmar un contrato de arrendamiento para un apartamento solo para descubrir que el sofá no cabe en la sala de estar, que la cama es demasiado grande, o que algo simplemente no pasa por la puerta.

Lee más sobre las Tendencias del mercado inmobiliario de España

Es una experiencia enloquecedora que puedes evitarte comprobando las medidas, tanto del apartamento como de las cosas que posees. Lo mismo ocurre con los vehículos y las opciones de estacionamiento disponibles.

Establecer reglas desde el inicio

8. No pagar el alquiler a tiempo

No solo tendrás una fecha de vencimiento del alquiler, sino que la vivienda también contará con una política establecida sobre cómo se manejan los pagos atrasados.

Después de cierto tiempo, deberás pagar una multa, a menudo el 10 por ciento de tu alquiler mensual. En algunos casos, los cargos por pagos atrasados ​​pueden aumentar día a día.

Te gustará leer sobre: ¿Qué es un Agente Inmobiliario y cuáles son las funciones?

Adicional a esto, dado que tu arrendador será una referencia para la actividad de alquiler futura, un historial negativo con él no es conveniente. Si tu historial es suficientemente malo, podría afectar tu capacidad para conseguir un alquiler en el futuro.

9. No acertar con tu compañero de cuarto

Conseguir que alguien comparta la vivienda puede parecer una gran idea. Esa persona es alguien que está buscando ahorrar dinero en el alquiler. No hay razón para que una situación así no funcione bien, ¿No es así? La realidad es que es más difícil de lo que parece.

Puedes descubrir rápidamente que tú y tu compañero de cuarto tienen ideas muy diferentes sobre la vida cotidiana, además muchos contratos de alquiler prohíben esta practica. 

Establecer reglas desde el inicio

Por eso es importante definir reglas básicas desde el principio, como por ejemplo la manera en la que se deben manejar los costes, cómo se hacen las tareas del hogar y de qué forma se reciben los visitantes.

Adicionalmente, si estás buscando subarrendar tu vivienda, deberás verificar en tu contrato de arrendamiento las reglas que podrían aplicarse y posiblemente restringir dicho acuerdo.

Para concluir, en pocas palabras, si haces tus deberes, muchos de los errores de alquiler se pueden evitar, incluso si vas a ser inquilino por primera vez.

img

marketing

Artículos Relacionados

Conoce estos 7 consejos para invertir en una vivienda

En el mercado actual, la inversión ha ido más allá de los activos tradicionales. Si bien las...

sigue leyendo
por marketing

¿Qué es un Agente Inmobiliario y cuáles son las funciones?

Si bien los sitios web inmobiliarios y las aplicaciones móviles pueden ayudarte a identificar las...

sigue leyendo
por marketing

Las mejores estrategias de marketing inmobiliario

Si tienes una propiedad que te gustaría vender o alquilar lo más pronto posible, lo ideal es que...

sigue leyendo
por marketing

Únete a la discusión

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
1
Hola
¿En que podemos ayudarte?
Powered by